¿Cómo funcionan las cunas convertibles?

¿Cómo funcionan las cunas convertibles?

Aún hay mucha gente que desconoce las cunas convertibles que aparecieron hace ya unos años y con las que tenemos un 2×1, ya que cuando los niños crezcan, podemos desmontarlas y volverlas a montar como una habitación normal, ahorrando así en comprar una nueva habitación.

Pero desde la compra de la cuna hasta unos años más tarde, se nos suele olvidar el papel que cumplía cada pieza cuando tenemos que montar la habitación juvenil, por eso el post de hoy va dedicado a esos papás que están volviéndose un poco locos para encajar las piezas.

 En la siguiente foto vemos la cuna montada:

Es una cuna muy confortable, con cama supletoria y mucho espacio para guardar todas las cosas del bebé. Y por la parte de atrás tiene más estantes para dejar todo lo que necesites.

Ahora, ha pasado el tiempo, el bebé ha crecido y necesitamos convertirla en una habitación juvenil. Si nos fijamos, los tres cajones de colores serán la mesita de noche y los dos huecos de la izquierda se convertirán en la cajonera de la mesa de estudio donde apoyará la tapa.

La madera que se sitúa a la derecha de la cuna mirándola de frente, será el cabezal de la cama, mientras que la que está entre el colchón y la mesita de noche será la piecera.

El tablón que queda paralelo a la barandilla y que abarca todo el largo de la cuna actuará como tapa de mesa de estudio. Las patas cilíndricas de la mesa también las mandan incluídas con la cuna y hay que guardarlas para el día en que la montes.

Pero como las imágenes en ocasiones explican más que las palabras, puede que se vea mejor en la siguiente foto:

La barandilla es la única pieza que no tiene un uso concreto, pero hay gente que la cuelga en la pared y la aprovecha como un perchero.

Aquí os dejamos la foto de cómo debería quedar la habitación juvenil una vez montada. Le han añadido el armario y los cubos para colgar.

Las cunas convertibles son una de las mejores opciones hoy en día, ya que se puede aprovechar todo de ellas y haciendo solo un gasto tienes dos habitaciones que te sirven hasta que el niño sea suficiente mayor para poder elegir lo que le gusta por él mismo. Y al haber dos camas puedes aprovechar la otra para cualquier visita.

Además hay una gran variedad de colores para elegir y combinar que quedan geniales. Y muchos modelos de cunas con diferentes opciones según lo que busques.

Amueblando las ideas