Los 4 mecanismos de apertura de los sofás-cama

Los 4 mecanismos de apertura de los sofás-cama

Los sofá-cama son una de las opciones más demandadas cuando buscamos espacio en casa en las ocasiones en las que se presenta alguna visita, ya que nos hacen un doble papel y podemos sacarles el máximo provecho.

Con el tiempo, los mecanismos del los sofá-cama se han ido modernizando y ahora podemos encontrar muchas formas diferentes y elegir el que más cómodo nos parezca para que a la hora de tener que utilizarlo sea más fácil abrirlo, pero mucha gente aun no conoce estas formas.

A continuación iremos explicando cada una de ellas:

1. Sofá-cama libro:

Este tipo de sofá-cama es uno de los más veteranos que hay en el mercado. Se trata de bajar el respaldo y así se habrá convertido en una cama en la que pueden dormir dos personas. Luego se vuelve a subir el respaldo y volverá a ser un sofá.

sofa cama libro

 

2. Sofá-cama extensible:

Este sofá también se puede considerar veterano. El mecanismo para abrirlo es sencillo, pero puede ser más costoso si tiene que abrirlo una persona mayor. Hay que estirar del asiento que se irá deslizando hacia fuera hasta que baja también el respaldo y se queda completamente extendido.

sofa cama extensible

También es común este sistema en sillón, si tienes poco espacio o solo te hace falta una cama individual tienes la opción de escoger el sillón individual con el que te quedaría una cama de 80. En este caso, también estirariamos del asiento y todo iría desplazándose hasta que se quedase del todo extendido.

sillon cama extensible

3. Sofá-cama plegable:

Es uno de los mecanismos más modernos. Aquí, la cama se queda guardada dentro de los asientos. Se trata de estirar el asiento hacia arriba y así se irá dando la vuelta hasta que quede extendido.

4. Sofá-cama italiano:

Este modelo es el más innovador, muy cómodo y resistente. Aquí se desplaza todo, asientos y respaldos y se quedan recogidos debajo de la cama, por ello se convierte en el sistema que más encarece el precio.

sofa cama italiano

5. Opción comodín:

Si no tenemos tanto espacio para poner un sofá, pero sí que necesitamos tener una cama supletoria para los casos urgentes, también tenemos la posibilidad del puff cama. Cerrado se puede poner en cualquier esquina libre y se queda recogido sirviendo como puff y abierto tenemos una cama individual.

Diferentes opciones para cada caso que se adaptan a las necesidades de cada casa. Y tú, ¿con cúal te quedas?

Amueblando las ideas