¿Qué colores elijo para el dormitorio?

¿Qué colores elijo para el dormitorio?

A la hora de decorar cualquier espacio de nuestra casa, puede resultarnos muy difícil la elección del estilo, la distribución, los modelos de muebles y por supuesto, los colores. Hay tanta variedad en todo, que lo que parece fácil acaba costándonos mucho tiempo y algún que otro dolor de cabeza, por eso hoy queremos ayudarte a tomar la elección adecuada al escoger los colores del que por muchos años será tu dormitorio.

como elegir colores

Nuestra primera recomendación es que elijas primero los muebles y después el color de la pintura. Esto es, porque cada fabricante de muebles tiene sus propios colores y puede dar la casualidad de que te guste un modelo concreto de mueble, pero ese fabricante no haga el color que quieres. Sin embargo, al elegir color de pintura tienes muchas más opciones y matices, por tanto, al decidir primer el mueble que quieres no te verás obligado a fijarte en los colores, podrás comprar el que quieras.

Si tienes una habitación pequeña, con poca luz o ambas cosas, es mejor elegir colores suaves, como el blanco o los tonos en beige o vainilla. Los colores claros lograrán el efecto óptico de una habitación más amplia y con más luz. Y si por el contrario, la habitación que tenemos es grande y espaciosa, podremos jugar con colores algo más oscuros, como la gama de los grises o marrones.

¿Y los colores llamativos? También pueden ser una opción, ya que al fin y al cabo lo que cuenta es el gusto de cada persona. Si te gustan los rojos, azules, verdes, morados,… adelante, combínalos con un color de mueble más claro para conseguir un equilibrio.

Lo que debes tener en cuenta es lo que transmite cada color. Muchos estudios han probado que los colores muestran emociones y sensaciones, pero también las causan. Por ejemplo, los colores pastel transmiten tranquilidad mientras que los colores chillones suelen alterar más a las personas, justo lo que no buscamos en un dormitorio. Si quieres saber más sobre este tema, solo tienes que leer sobre la psicología del color.

 

Como ya hemos comentado, lo que has de tener en cuenta siempre al decorar una habitación es mantener el equilibrio. Puedes optar por hacerlo todo en la misma tonalidad, buscar colores opuestos que se complementen entre sí, y sobre todo darle pequeños toques con la decoración. Los detalles que elijas pueden ser lo que marque la diferencia. ¿Te animas a probar?

Amueblando las ideas